¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Refuerzo estructural


Para llevar a cabo este tipo de trabajos, antes de realizarlos y siquiera presupuestarlos, debe de haberse llevado a cabo un estudio y análisis de las diferentes alternativas para llevar a cabo el refuerzo estructural, así como informar a la comunidad de los diferentes tipos de refuerzo que existen.

Para llevar a cabo un correcto refuerzo estructural, se debe prestar gran atención a la unión que existe entre el refuerzo en sí y la estructura existente, así como analizar ciertos aspectos que se relacionan con el uso de materiales de última generación estudiados exclusivamente para un refuerzo optimo en relación calidad, precio y tiempo de ejecución de los trabajos, donde se encuentran excelentes morteros de adherencia, resinas sintéticas, refuerzos con fibra de carbono, etc.

Las resinas que se suelen aplicar con más frecuencia, como las epoxi, consiste su aplicación en utilizarla como adhesivo entre el elemento de hormigón armado y una banda de acero ó lámina de fibra de carbono, aumentando así la capacidad resistente del elemento estructural, ya sea hormigón en viga, placa o soporte, frente a momentos flectores y/o esfuerzos cortantes. El resultado excelente del refuerzo estructural, dependerá en gran medida, de la adherencia entre los morteros resinosos y el hormigón armado por un lado y el acero por el otro, o bien, la lámina de fibra de carbono, además de las grandes propiedades físico/mecánicas correctas de la fórmula epoxi que se haya empleado.

Se pueden destacar dos tipos de refuerzo estructural:
Los Refuerzos Activos. Estos están especialmente indicados cuando el refuerzo obedece a la necesidad de recuperar la forma anterior de la estructura por alguna curvatura en las vigas o viguetas, o bien cuando el refuerzo se lleva a cabo por la necesidad de conseguir un aumento importante de la capacidad resistente de la estructura ante estados límites por deterioro.

El Refuerzos Pasivos. Estos últimos, son adecuados cuando se trata de incrementar el margen de seguridad de la estructura frente a los estados límites, y también para aumentar la resistencia de la estructura ante acciones que no actúan durante la ejecución del refuerzo.